Main menu
Jornada Solidaria en el Barrio San Carlos

Jornada Solidaria en el Barrio San Carlos

 

El Pasado Lunes 27 de Febrero hicimos nuestra primera acción encaminada al abordaje concreto de problemas tangibles que aquejan a vecinos puntuales de nuestra ciudad.

Esta vez elegimos para comenzar nuestra tarea al Barrio San Carlos, ubicado en la zona Sur de nuestra ciudad, al oeste del Barrio Mitre.

Si bien el Barrio San Carlos sufre de muchísimas carencias como falta de recolección diaria de residuos, irregularidades dominiales, servicios públicos deficientes, calles en mal estado, etc. Hemos tomado la decisión, luego de charlar largamente con los vecinos, por un lado denunciar dos cuestiones ambientales concretas y por otra parte, ponernos directamente manos a la obra con un tercer problema ambiental que, si bien requerirá de un trabajo a mediano y largo plazo, consideramos que está a nuestra mano poder solucionar.

Antes de ir al relato pormenorizado de las actividades realizadas en la jornada, les contamos que la mecánica de la misma (y de las futuras que se vayan haciendo) contó con la característica de ser una “convocatoria abierta” sin distinción de pertenencias sociales, religiosas, culturales o políticas, sencillamente quien se enteró y tuvo la buena voluntad de participar lo hizo sin limitaciones más que las derivadas de la propia organización de la tarea comunitaria llevada adelante.

Estas tareas comunitarias no son hechos descolgados sino parte de una concepción ideológica que está marcada por el llamado que nos hace el Santo Padre para la construcción de una “ciudadanía ecológica” por una parte y el forjamiento de una “ciudad habitable” que nos “contenga y nos una a todos”.

 

El Primer problema que denunciamos

 

Dentro del Barrio San Carlos funciona hace mucho tiempo una carbonera, la misma, si bien genera fuentes de empleo y como parte integrante de los mecanismos de redistribución de renta en la economía local, debe ser preservada, genera también un alto grado de contaminación del aire debido a la constante nube de polvo de carbón que flota en el aire debido a que las instalaciones no son suficientemente adecuadas ni cuentan con los filtros necesarios para prevenir que estas emanaciones sucedan.

Hacemos un llamado, por un lado, a las autoridades ambientales de la Provincia, para que toman cartas en el asunto y exijan el cumplimiento de las normas ambientales vigentes y por otra parte a las autoridades del ministerio de la producción de la provincia para que pongan al servicio de los empresarios de la carbonera, las herramientas crediticias necesarias para que esta se adecue a las prácticas que son ambientalmente recomendables.

Vemos en este punto una inacción absoluta por parte del municipio que ha dejado en el total abandono al Barrio.

 

El Segundo problema

 

Lindero con el Barrio San Carlos se encuentra enclavado un matadero de vacunos, si bien relatan los vecinos, en años anteriores los desechos de la faena eran transportados en camiones hacia lugares preparados para recibir esos residuos peligrosos/infecciosos, lo cierto es que desde hace algún tiempo esto no sucede más y en cambio el matadero ha construido un canal de mas de cien metros que conduce esos peligrosísimos residuos hacia una laguna que forma parte del entramado urbano del Barrio con la consecuente contaminación grave de la misma y la existencia de olores nauseabundos, moscas, insectos vectores de enfermedades y demás alimañas.

La existencia de este problema evidencia la absoluta falta de controles por parte del Municipio, ya que no estamos hablando de una simple zanja o de un declive natural por el que se vierten estos residuos, sino de una construcción, una obra civil, no sabemos autorizada por quien o con que estudio de impacto ambiental, destinada a contaminar explícitamente un reservorio de agua que hoy es una verdadera cloaca a cielo abierto que perjudica gravemente la salud de los vecinos, en este sentido, en próximas acciones haremos el consiguiente mapa epidemiológico de la zona para poder ir cuantificando el daño realizado en la salud de los vecinos.

 

El tercer problema, del que nos pusimos manos a la obra, la laguna del Barrio San Carlos

 

En el Barrio San Carlos, casi en su centro, existe una laguna que parece haber sido fruto de excavaciones anteriores a la existencia del asentamiento, con el tiempo la viviendas la fueron rodeando y hoy está circundada casi en su totalidad por pequeñas casas con vecinos con muchas necesidades.

La laguna es estanca, es decir, sus aguas no fluyen hacia canal alguno y carecen del más mínimo movimiento lo que dificulta en gran medida la aireación de las aguas con la consecuente contaminación.

Como dijimos al hablar del problema del matadero, este desagua sus desechos más contaminantes en la laguna y esto la ha vuelto y verdadero foco infeccioso, hay que sumarle a esta situación que las márgenes de la laguna no están debidamente podadas y los matorrales facilitan que camiones provenientes de otras zonas de la ciudad descarguen en sus márgenes y en sus aguas todo tipo de residuos.

Bolsas de basura, botellas plásticas, pañales, residuos orgánicos e inorgánicos, domiciliarios, algún que otro hospitalario (a juzgar por el color rojo de las bolsas), pairan sobre la superficie del espejo de agua tornándolo nauseabundo. Sus aguas son de color verde intenso, colmatadas de algas y en modo alguno puede pensarse en que son o pudieran volverse, potables.

La tarea que encaramos consistió en retirar de la superficie de la laguna la mayor cantidad de residuos, en este sentido se retiraron mas de trescientas (300) bolsas de residuos del tipo “consorcio” de 1,00 mts x 0,80 cm, las mismas fueron cargadas en camionetas que amablemente se pusieron a disposición y se llevaron al basurero municipal.

También se cortaron las malezas circundantes en parte de las márgenes de la laguna, facilitando con esto un control mas probable por parte de los vecinos respecto de nuevos vertidos clandestinos de basura en sus aguas.

Asimismo, y en un primer contacto con los vecinos del barrio, estos manifestaron la necesidad de contar con los focos del alumbrado público que llevaban ya meses quemados y la necesidad urgente de que se arreglasen roturas en caños de agua que volvían un barrial a ciertos sectores de la comunidad, se cursaron a estos fines las notas respectivas a SECHEEP y SAMEEP empresas que se mostraron muy sensibles ante la situación y días antes de nuestra llegada los vecinos pudieron disfrutar nuevamente de espacios públicos iluminados en las noches, con el consiguiente mejoramiento de las condiciones de seguridad y el arreglo de los caños de agua que habían motivado sus reclamos.

Como lo expresamos párrafos arriba, la convocatoria fue abierta y gracias a ello numerosos Compañeros y Compañeras se acercaron desinteresadamente a ayudarnos, estuvieron Pablo Rodriguez, el organizador y mentor de la tarea, Marisol Gálvez y Miguel Julián de “La Néstor Kirchner”, los Diputados Provinciales Ricardo Sanchez y Roberto Bracone, Carla Marozzi de “Jovenes con Peppo”, el Compañero Quique de “La Cámpora”, María José De Biasio, el “Negro Herrera, Adriana Moreno y algunos Compañeros y Compañeras más de la “Corriente de Expresión Peronista”, Hilda Victoria Santillán, Gabriel Duca y Tito Juarez del “Movimiento Popular Peronista”, muchos vecinos del barrio y personas sin pertenencia partidaria pero si con conciencia ambiental y social.

La jornada también contó con el apoyo de la Ministra Mali Serrano que nos envió guantes, del Sr. Rector de la Universidad Nacional del Chaco Austral, Compañero Ing. Omar Vicente Judis que nos dono elementos como bolsas, guantes y materiales necesarios, de Kantcheff Deportes que en la persona de Nicolás “Cacho” Kantcheff, una vez más fue solidario y donó una red de voley y otros elementos, en fin, fueron muchos los que colaboraron, fueron muchos los que sumaron su esfuerzo y/o contribución y en definitiva muchos más serán los que en el futuro cuiden más eses espacio de todos los vecinos.

Esta jornada, como lo dijimos no ha de ser un acto espasmódico, sino que hemos de continuar esta tarea de construcción de “ciudadanía ecológica” en este Barrio y en muchos otros más en donde encararemos proyectos similares en el futuro próximo.

Como nos enseña Su Santidad el Papa Francisco en su Carta Encíclica “Laudato Sí”, la cual guia nuestro accionar, “Es muy noble asumir el deber de cuidar la creación con pequeñas acciones cotidianas, y es maravilloso que la educación sea capaz de motivarlas hasta conformar un estilo de vida”.

Somos conscientes de que “El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social. De hecho, el deterioro del ambiente y el de la sociedad afectan de un modo especial a los más débiles del planeta” y por esto iniciamos este camino de sacrificio y compromiso sabiendo que una Saenz Peña mucho mejor ES POSIBLE.

 

 

 

Ciudad Posible

 

 

 

back to top