Main menu
Carta Orgánica Municipal, un tema pendiente

Carta Orgánica Municipal, un tema pendiente

La Provincia del Chaco reformó su Constitución Provincial en el año 1995, en ese mismo año las Cartas Orgánicas Municipales cayeron en desuetudo por la entrada en vigencia de la nueva Carta Magna, que así lo disponía, y los Municipios comenzaron a regirse por la Ley Provincial de Municipios, hasta tanto, soberanamente cada Municipio elaborase su Carta Orgánica Municipal nueva, concorde con la nueva Constitución Provincial.

Lamentablemente, desde esa fecha hasta el sol de hoy la elaboración de una nueva Carta orgánica no ha sido ni un tema de agenda política ni mucho menos una preocupación de ninguno de los gobierno municipales que desde entonces han pasado por la administración de nuestra ciudad.

A esta altura consideramos que va siendo hora de colocar esta necesidad de organización de nuestro Pueblo en la agenda política local.

Son varios los temas de los que debemos ocuparnos a la hora de pensar en el tema de la nueva carta orgánica.

 

En primer lugar, para que sirve una Carta Orgánica?

 

Una Carta Orgánica Municipal es el instrumento político que constituye un municipio, en ella se plasman las grandes líneas directrices que TODO gobierno Municipal debe seguir, por no ser una ordenanza más, sino la emanación de un cuerpo legislativo especial, como lo es la convención  municipal, esta no puede ser reformada por el consejo deliberante, sino que si se requiere su reforma, el consejo debe volver a convocar una convención a esos efectos. Esta característica le imprime a la norma una estabilidad temporal que traspasa las coyunturas gubernamentales y por ende las grandes líneas de acción, administración, organización territorial y política del municipio quedan plasmadas en una norma de reforma rígida otorgando así mayor calidad instiutcional al municipio y mayor protección a sus ciudadanos y mayor previsibilidad a potenciales inversores.

 

Es suficiente en nuestros días el concepto de “estatuyente municipal”?

 

La Constitución de la Provincia del Chaco, en su artículo 185, establece que los Municipios pueden convocar a “Convenciones Municipales” a fin de establecer sus Cartas Orgánicas Municipales, de hecho establecen el numero de “Convencionales” en el doble del de Concejales, marcando con ello un claro carácter participativo y de especial integración a la hora de elaborarlas.

Siguiendo esta línea de pensamiento que emana de la propia Constitución Provincial, que no menciona el viejo término de “estatuyente”, sino que dice “CONVENCION”, creemos que el concepto de “Carta Orgánica” esta quedando un poco viejo y hasta corto en sus alcances. Pensamos, en este sentido que si bien se puede conservar el nombre de “Carta Orgánica” en lo formal, lo que hace falta es la convocatoria a un PROCESO CONSTITUYENTE MUNICIPAL, y más allá del nombre formal que lleve la norma, debemos construir una verdadera ORDENANZA DE CONSTITUCION DEL MUNICIPIO DE PRESIDENCIA ROQUE SAENZ PEÑA

 

Que es un PROCESO CONSTITUYENTE y que lo diferencia de la simple “Convención Municipal?

 

La gran diferencia entre los dos procesos es la mecánica de participación que el Pueblo tiene en cada uno de ellos.

En el tradicional proceso estatuyente, el Consejo Deliberante aprueba la convocatoria a la convención, esta se realiza y se traduce en la elección de un numero de Convencionales (el doble que de Concejales), los que proceden a la elaboración de una Carta Orgánica Municipal nueva.

En el Proceso Constituyente Municipal, es también el Consejo Deliberante el que realiza la convocatoria, pero en esta, además de la convocatoria a elecciones de Convencionales (en los mismos términos que el proceso antedicho) se aprueba además, una mecánica de participación popular en la que se establecen las metodologías a llevar adelante para garantizar que, las grandes líneas que vaya a contener la futura Carta Orgánica sea fruto de la participación organizada del Pueblo, de sus fuerzas vivas, de sus instituciones públicas y privadas y de los colegios profesionales y fuerzas gremiales que de manera organizada y pública discuten desde la base, cuales deben ser los alcances de la futura Ordenanza de Constitución.

La adopción de esta metodología, nueva en nuestra experiencia institucional, está en sintonía con los nuevos parámetros de Democracia Participativa, en la que el protagonismo se traslada hacia el Pueblo.

Por ejemplo, de adoptarse esta opción se podría establecer que la nueva Ordenanza de Constitución defina claramente los límites del egido municipal, incluyendo las zonas rurales y periurbanas a fin de que en estas también las ordenanzas municipales tengan efecto, pueda definir un nuevo número de concejales ya que nuestra Constitución Provincial ya nos habilita a ampliar el numero a 11 ediles, pueda definir metodologías nuevas de elección de los concejales a fin de GARANTIZAR que TODOS LOS BARRIOS de la ciudad y las ZONAS RURALES adyacentes se encuentren REPRESENTADAS siempre en los cuerpos deliberativos municipales y no suceda lo que hace tiempo viene pasando que es que hay barrios que jamas han tenido un concejal y otros (el centro, por ejemplo) han acaparado cuando menos un setenta por ciento (70%) de la representatividad, pueda definir grandes líneas ambientales, pueda establecer métodos de participación ciudadana eficaces a la hora del control presupuestario y la ejecución de las obras públicas y del gasto público (Presupuesto de Inversión y Gastos PARTICIPATIVO), en fin, que pueda dar instrucciones precisas a la Convención y tornar a esta en jurídicamente ORIGINARIA, ya que el poder del que emanará la nueva Norma será una expresión cabal del soberano, el Pueblo.

 

Como se realiza una Convocatoria a Constituyente Municipal y como funcionaría el proceso?

 

El proceso de convocatoria es el mismo que para una Convención Municipal, es decir el Concejo Deliberante debe emitir una ordenanza convocando a la convención, sin embargo, esa convocatoria no debe limitarse a poner una fecha para la elección de Convencionales Municipales sino que debe incluir, además, un cronograma de consultas, tanto a la población en general, mediante un sistema de audiencias públicas en cada barrio como a las fuerzas vivas organizadas mediante el mismo sistema de audiencias públicas y determinar que el temario a ser incluido en la futura ORDENANZA DE CONSTITUCION (que si bien en lo formal podrá llamarse Carta Orgánica, más en lo real ya no lo será) habrá de emanar de esas instancias de participación.

De esta forma no se excluye al Pueblo del proceso de toma de desiciones, muy por el contrario, se lo vuelve protagonista y se generan los compromisos ciudadanos necesarios para que la nueva norma sea conocida por todos y no sea letra muerta.

 

Si bien son muchos más los temas que podemos incluir en estas propuestas referidas a la necesidad de una Ordenanza de Constitución, preferimos no discutirlos ni plantearlos a todos de golpe sino servir de medio para que en la interacción con los vecinos y contribuyentes de Saenz Peña vayamos avanzando en esto que consideramos que es una NECESIDAD QUE NO PERCIBÍAMOS.

 

back to top